HERPES GENITAL FEMENINO

Las partes más afectadas por los brotes del virus del herpes en las mujeres son las partes exteriores de sus genitales como la vulva y la vagina. En algunas ocasiones se reproducen en la zona del cervix (la apertura que conecta la vagina con el útero) o ano. En las mujeres los brotes pueden producirse en la parte vaginal, en el exterior de los genitales, en el ano o en el cervix.

Las mujeres que están contagiadas por el herpes a menudo sienten dolores y escozores al orinar. Cuando esto ocurre es importante que eviten retener la orina. Deberían beber líquidos en abundancia para diluir la orina y reducir así el dolor. Algunas mujeres también pueden sufrir de descargas vaginales.

Las mujeres contagiadas por el virus del herpes, deberán tener especial cuidado si quedan embarazadas ya que si no toman las precauciones necesarias, pueden contagiar con el virus del herpes a su bebé. Este virus es especialmente virulento en los recién nacidos.

Las mujeres o futuras madres no contagiadas, deberán tener especial cuidado de no contagiarse durante el embarazo ya que las consecuencias podrían ser extremadamente peligrosas para su bebé.