HERPES GENITAL

El Herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual transmitida por los virus herpes simplex viruses de tipo 1 (HSV-1 ) y tipo 2 (HSV2 ). La mayoría de los herpes que afectan a los genitales están causados por el virus HSV del tipo 2.

Muchas personas contagiadas por este virus no tienen síntomas aparentes o sólo tienen síntomas leves HSV-1 o HSV-2. Los primeros síntomas aparecen como pequeñas ampollas alrededor de los genitales o recto. Las ampollas se rompen, dejando las heridas abiertas (úlceras) alrededor de los genitales. Estas úlceras pueden tardar hasta 4 semanas en curar. El siguiente brote puede llegar varias semanas o meses más tarde. En muchos casos, no llega un segundo brote.

Una persona contagiada seguirá contagiada por el virus del herpes el resto de su vida. El primer brote es el más importante y a raíz de este primer episodio se generan anticuerpos. Por ello, el número de episodios decrece y es más suave a lo largo de los años. Una vez que entra el virus, el organismo produce anticuerpos.

Si usted está contagiado por este virus, deberá saber que puede transmitirle el virus del herpes a otra persona en cualquier momento, aún cuando no tenga un brote o no esté padeciendo de estos síntomas.